retirar fibrocemento

Retirar fibrocemento: una actividad esencial para evitar problemas de salud

retirar fibrocemento

Retirar fibrocemento es una tarea que se debe realizar, porque a pesar de sus muchos beneficios, el revestimiento con este material viene con su cuota de problemas, que van desde efectos adversos en la salud hasta daños por humedad.

El revestimiento de fibrocemento está hecho de una mezcla de cemento, arena de sílice, fibra de madera y otros ingredientes, por lo que es una opción óptima, debido a que se caracteriza por su durabilidad. La mayoría de estos productos vienen con una garantía de 50 años, gracias a una resistencia natural al fuego, las termitas y la podredumbre.

Su uso se remonta a más de un siglo. Hasta la década de 1980, este tipo de capa, a menudo, incluía fibras de asbesto para refuerzo, lo que ayudó a que fuera aún más duradero e ignifugo al fuego. A fines de los ochenta, los fabricantes dejaron de usarlo, porque la inhalación de fibra de amianto está relacionada con el cáncer de pulmón.

Ahora bien, es conveniente saber que solo es nocivo si las fibras se liberan a través del daño o la eliminación del tablón revestido. Si sospecha que es posible que afronte esta dificultad, manténgalo intacto, no trate de removerlo. Evite taladrar agujeros, limpiar a presión o usar herramientas abrasivas. Deje que los expertos trabajen y eluda así cualquier inconveniente.

Riesgos por el uso del fibrocemento

Los paneles de cemento modernos no poseen asbesto, pero contienen un riesgo oculto: polvo de sílice. Al cortar los tablones durante la instalación se liberan estas partículas en el aire. Esta sustancia es extremadamente peligrosa y puede provocar complicaciones respiratorias u otras enfermedades.

El polvo se crea cuando las tablas de fibrocemento se cortan, se muelen, perforan o se alteran. Estas partículas son lo suficientemente pequeñas y no son visibles a simple vista. Al respirar llegan a los pulmones causando daños graves.

Afortunadamente, existen empresas que se han especializado en el tema, cuentan con personal cualificado con el objeto de orientarlo en los pasos a seguir y retirar las láminas de fibrocemento. Si tiene problemas en su hogar, no trate de solucionarlo usted solo, debido a que es imprescindible acatar una serie de normas, las cuales son primordiales en la prevención de los peligros que podrían atentar a su salud.

Deja un comentario