esclerosis multiple

Esclerosis múltiple en la infancia

esclerosis multiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune que ataca los tejidos del cuerpo y destruye principalmente la mielina, que es la sustancia que cubre las fibras nerviosas de la médula espinal y del cerebro.

Aunque las personas la relacionan directamente con los adultos, se presenta en niños pequeños desde los 2 años de edad. Las estadísticas revelan que el 10% de los enfermos desarrollan síntomas antes de los 16 años. Para quienes tienen infantes con esclerosis, no es sencillo reconocer lo que ocurre, sino cuando la enfermedad está realmente avanzada.

En algunos casos, los pediatras pueden confundirse, puesto que no se espera que este flagelo se manifieste en niños. Gracias a los avances tecnológicos y a los estudios realizados, los profesionales se han hecho consientes de este problema, haciendo mucho más fácil el diagnóstico a tiempo.

Por otra parte, si tiene un pequeño con síntomas y es diagnosticado con EM, es muy probable que surjan innumerables dudas, pero con ayuda de un buen especialista en el área, obtendrá el respaldo que necesita para aclararlas.

Las causas de la esclerosis múltiple en los niños son varias, entre ellas tenemos: las ambientales, donde los estudios han reflejado que los casos diagnosticados en las zonas más cercanas al ecuador son menores, es probable que al tener mayor exposición a los rayos solares, el cuerpo genere mayores cantidades de vitamina D, lo que puede ser un factor determinante en la protección de las enfermedades autoinmunes.

La genética: aunque no es heredada directamente, hay indicios que pueden determinar quiénes son propensos a presentarla. Por ejemplo: existen pruebas que se realizaron a determinados grupos étnicos, dando como resultado que es más común que se desarrolle en individuos con ascendientes provenientes del norte de Europa. Así mismo los familiares de quien padezca esclerosis tienen gran probabilidad de padecerla, puesto que hay genes compartidos.

Para diagnosticarlo es necesario conocer cuáles son los síntomas, informarse acerca de las causas y, sobre todo, contar con el asesoramiento adecuado. Consulte con el mejor médico que tenga una trayectoria reconocida y que cuente con un equipo de trabajo con el que pueda ofrecerle la tranquilidad y el tratamiento que requiera.

Deja un comentario