photocall niños

Photocall niños: logrando la captura perfecta

 

Se dice que lo único que, en realidad, nos pertenece son los recuerdos, y es factible asociarlos a un objeto físico para poder conservarlos con la mayor fidelidad posible, minimizando la bruma e incertidumbre que el cerebro naturalmente añade con el tiempo. Las fotografías constituyen, por excelencia, una de las mejores formas de preservación. Por eso, en la próxima fiesta infantil, cuando estés en el photocall niños, considera estos consejos:photocall niños

  • Conoce tu cámara: muchos adultos se impresionan con la facilidad que alcanzan los más jóvenes con las nuevas tecnologías. Ciertamente hay genios brillantes, aunque, en ocasiones la clave reside en su curiosidad. Ellos presionan cada botón o ícono llamativo y prueban cinco veces las funciones hasta memorizarlas. Entender tu equipo te llevará a saber qué efectos puedes obtener o qué mejoras implementar.
  • La ley de los tercios: imagina que a la pantalla la atraviesan dos pares de líneas horizontales y verticales, formando el diseño del símbolo numeral (#). Ahora, trata de ubicar el rostro, no en el centro, sino en los puntos de intersección, creando espacios dinámicos e interesantes en las tomas.
  • Experimenta con diferentes ángulos: que no sea todo disparos frontales. Prueba a alejarte, acercarte, subir a una escalerilla para tener un ojo de águila, arrodillarte y estar más cerca, o poner la cámara ligeramente de lado, generando poses dinámicas. Descubre de qué manera inusual sale una foto atractiva, en movimiento cual si se tratara de una película.
  • No encierres al fotografiado dentro de los marcos, ¿qué quiere decir esto? Pues, un secreto de los profesionales que trabajan con imágenes es que los bordes solo son sugerencias, así que no temas aproximarte con el zoom a lo que te interesa ni dejar lo demás por fuera o borroso.

Dominar lo básico le será suficiente a quien solo desea conservar bonitos recuerdos. Crear fotos memorables es sencillo, incluso con tópicos tan difíciles como el photocall de niños inquietos, que quieren seguir disfrutando, sin verse obligados a realizar un curso profesional. No obstante, es recomendable informarse un poco por Internet, logrando entonces ser la envidia de todos los amigos en las redes sociales.

Deja un comentario