Ilumina tus espacios con fluorescentes Led

Los fluorescentes led vienen a ser la alternativa a los fluorescentes convencionales, debido a que proporcionan un ahorro de energía aproximado de 68% al reemplazar las lámparas fluorescentes convencionales.

Su vida útil puede llegar hasta los 40 años, lo que representa una cinco veces más que los tubos convencionales. Esto es un aproximado de 40.000 horas de uso a un promedio de 2,7 horas diarias.

Su eficiencia por vatio es de hasta 105 lúmenes, con una clase de eficiencia energética A+. Posee un ancho de haz de 160°. Su sustitución se realiza en forma rápida y con seguridad porque no tienen cableado.

Fluorescentes Led1Proporcionan además hasta 200 mil ciclos de encendido, con una buena reproducción cromática, permitiendo una iluminación uniforme. No se precalienta por lo que su luz es instantánea.

Como se puede observar, su uso es recomendable para lugares en donde se hace necesario un uso intensivo de la iluminación. Un ejemplo de estos son los estacionamientos, oficina y empresas que son lugares en donde las luces permanecen por mucho tiempo encendidas.

Cuando son encendidos los fluorescentes led no hay parpadeos, ya que su encendido es más suave y se realiza en forma inmediata. Por otro lado, su mantenimiento es mínimo porque no tienen cebadores ni reactancias.

Usos potenciales

Son ideales para iluminar lugares bastante grandes como empresas, pisos de producción y salas en donde se encuentran ubicados los autómatas programables que son equipos electrónicos programados con lenguaje no informático, los cuales requieren estar ubicados en un área bien iluminada.

Estos autómatas programables se utilizan para el control de procesos sin necesidad que el operador intervenga en procedimientos de entrada o de salida o sobre las magnitudes de consigna.

Existen diversos tipos entre los que se pueden mencionar los de lazo abierto, en donde no se recibe información del comportamiento del proceso como tal, y los de lazo cerrado, que requieren de una realimentación con la respuesta emitida por el proceso.

Su trabajo comienza cuando recibe información en los captadores y luego el programa lógico interno ejerce una actuación sobre los accionadores de la instalación. Su uso se concentra en empresas que tienen procesos de maniobra, control y señalización.

Sus dimensiones son reducidas y son ideales para procesos de producción con cambios periódicos que tengan secuencia e ideales para máquinas de procesos variables.

Su programación es posible para controlar cualquier tipo de máquina, se pueden configurar de diversas formas desde lo más básico a lo más complejo, sin afectar la posibilidad de ampliación del sistema.

Se recomienda que para su instalación se contrate la asesoría de empresas con comprobada experiencia en la instalación de este tipo de equipo, que posean un departamento de procesos con personal altamente capacitado. De esta manera se podrán desarrollar las aplicaciones necesarias para la instalación del autómata programable.

Deja un comentario