Cáncer de mama: recupera tus senos

Lamentablemente, en los últimos años el cáncer de mama se ha ido incrementando considerablemente entre mujeres de todas las edades, especialmente aquellas mayores de 50 años de edad, ya sea por motivos hereditarios o hábitos de vida insaludables, aunque no es exclusivo. Esta dañina enfermedad es controlable siempre y cuando se haya descubierto a tiempo, de hecho, un gran número de mujeres que tienen cáncer de mama sobreviven gracias a las revisiones periódicas (mamografías) o autoexploraciones.

Todas aquellas mujeres que superan un cancer de mama, se ven afectadas de manera posterior por la larga enfermedad, a causa de daños provocados por la quimioterapia y por supuesto por la extirpación quirúrgica de uno o ambos senos para  acabar con el tumor de raíz. Esta operación no sólo se lleva el cáncer que padece la mujer, también se lleva una zona del cuerpo muy importante para la ésta.

La desaparición completa de uno o ambos de los pechos de una mujer puede provocar graves problemas a nivel psicológicos, afectando muy negativamente a la autoestima y confianza de la mujer afectada dada la difícil situación que supone hacer cosas de la vida cotidiana como ir a la playa a darse un chapuzón, bañarse en la piscina, dar de mamar a nuestro bebé, ponerse el sostén e incluso mantener relaciones íntimas con la pareja.

Esta circunstancia tan molesta y antiestética para las mujeres es causa de desconsuelo y malestar para muchas personas del género femenino que ven su vida truncada a causa del cáncer de mama. El implante de senos es la solución más efectiva a día de hoy para terminar con el sufrimiento de todas estas mujeres y aportar a sus senos un aspecto natural. Esta intervención quirúrgica consigue dar a la mujer aquello que perdió de una manera eficaz, rápida y que vaya en perfecta armonía con el otro pecho.

Para someterse a este tipo de operación estética es importante ponerse siempre en manos de profesional altamente cualificados que tenían una extensa formación y experiencia en el ámbito, contando con todas las licencias y certificados exigidos por la ley. En caso contrario, aunque la suma de dinero a ahorrar sea muy elevada y resulte tentador en muchos casos, no se recomienda bajo ningún concepto ponerse en manos de una clínica que no esté a la altura.

Deja un comentario